Archivos de la categoría ‘Revolución Gastronómica con Jamie Oliver’

Jamie Oliver continúa fomentado la revolución gastronómica en Huntington y parece que el tema va avanzando bastante.

Hay dos experimentos que Jamie lleva a cabo con niños que demuestran el enorme problema que hay en EEUU entorno a la educación en la comida. 

Primero realiza un experimento con niños para hacer nuggets de pollo. En él, Jamie trocea las diferentes partes del pollo (alitas, pechugas, carcasa…) enseñándole a los niños que partes del pollo son las mas buenas. Les explica que la carcasa de pollo se utiliza para muchos platos de comida rápida. Les pregunta a los niños con que partes del pollo harían los nuggets de pollo, y los niños señalan las alitas y pechugas dejando de lado la carcasa (a la que miran con asco). Pero Jamie les dice que los nuggets los hará con la carcasa. Se pone a ello y se lo prepara con esa carne, al preguntarles si se lo comerían, todos los niños levantan la mano y se cargan el experimento.

Y los niños se comen los nuggets con la peor carne porque tienen una forma que les gusta y se olvidan de valorar si es carne buena o mala. Queda claro que en EEUU han hecho un excelente trabajo de lavado de cerebro con los niños, relacionado con la comida rápida.

El segundo experimento que aparece en este segundo capitulo, consiste en preguntarles a los niños que son diferentes alimentos básicos como tomate, patata, berenjena o coliflor. Los niños de esa clase no dan pié con bola. Gravísimo. Por el contrario si que sabían lo que eran las patatas fritas o el ketchup. A los días Jamie vuelve a visitar a los niños de esa misma clase, para ver si se habían aprendido bien que eran esos alimentos básicos. Lo aciertan todo, quiere decir que su maestra hizo un buen trabajo con ellos.

De esos dos experimentos, se saca una conclusión básica, y es que en EEUU hay un problema educativo muy grave en torno a la alimentación. A los niños de EEUU se les ha metido por los ojos todo el tema de la comida rápida, saben muy bien lo que es una hamburguesa, pizza o un perrito caliente. Pero no tienen ni idea que son ciertos alimentos básicos o que es un menú hecho con comida de verdad, con alimentos frescos. 

A todo esto se le tiene que sumar un hecho que aparece al final de este capítulo: en ese colegio a los niños  de entre 4 y 10 años, no se les ha enseñado a comer con cuchillo y tenedor, sólo con la cuchara, aunque principalmente comen con las manos. Esto último nos dice que su principal base de alimentación es la comida rápida. No es una barbaridad que un niño de 4 o 5 años se le enseñe a comer con cuchillo y tenedor. Yo con 3 años comía con tenedor y mas adelante me enseñaron a manejarme con cuchillo, sin que me hiciera daño. Los niños no son tontos por ser niños, si les enseñas algo, ellos lo aprenden bien, se animan y se sienten motivados.

De motivación quería hablar para acabar este post. En este segundo capítulo se ven dos hechos relacionados con la motivación. Jamie enseña a Justin, un niño de 12 años al que un médico le comenta que tiene ciertos elementos para sufrir diabetes. Justin está demasiado obeso por comer mal, de una forma nada sana, entonces Jamie le enseña a cocinar platos saludables, con productos frescos. Pero a parte de enseñarle a cocinar, Jamie motiva a Justin, a cocinar de una forma sana, a caminar con orgullo y a tener otra cultura gastronómica.

Otro hecho relacionado con la motivación, son unas pegatinas con el lema “he probado algo nuevo” que se les da a los niños del colegio cuando han probado un plato que no habían comido nunca. Eso les sirve para motivarse y para aprender nuevos sabores, alimentos…Y a parte están recibiendo otros valores alimenticios, otra cultura gastronómica mas sana.

Como decía antes, todo esto está relacionado con la educación, y ya no me refiero a que no se les enseña a los niños de EEUU en los colegios, es que no se les enseña en sus casas, porque lo único que ven son productos envasados y comida rápida. En sus casas no ven que es un tomate o una patata. Eso es un problema gravísimo, que repercute en la salud. 

Me choca que los responsables se quejan de que promocionar una alimentación mas sana les cuesta mas dinero. Pero ni siquiera se cuestionan todo el gastazo en sanidad provocado por todos los problemas y por todas las enfermedades relacionadas con una mala alimentación. Para echarse las manos a la cabeza.

Lo dije en el post del capítulo 1, por mucho que yo haga un repaso de lo que ocurre en el capítulo en cuestión, no se ve la esencia de todo lo que se cuenta en él. Así que os invito a que lo veáis y os quedéis con todo y con las diferentes problemáticas entorno a la alimentación en EEUU.

Jamie Oliver visita Huntington, Virginia occidental, que es la ciudad con mas índice de obesidad, ataques al corazón y diabetes de EEUU, es decir una ciudad donde se come de pena y donde sus gentes tienen nula cultura en esto de la comida sana y equilibrada.

Un locutor de la radio mas importante de la ciudad, recibe a Jamie en su programa enterado de lo que este crack de la cocina mundial pretende hacer allí. Y lo trata como en esas películas de Cawboys cuando un forastero llega por primera vez a un pueblecito del viejo Oeste: con desprecio y como si fuera el enemigo. Cuando lo que pretende hacer es ayudarles para que las gentes de Huntington tengan una vida mas sana y reduzcan esos niveles mortales de obesidad, infartos y diabetes.

Y no solo es recibido así por el locutor de radio, también las cocineras de uno de los colegios a los que va Jamie Oliver lo ven como un enemigo, como alguien que va allí a molestar. El responsable del colegio y una mujer encargada de la alimentación en los colegios del condado, no se creen lo que Jamie pretende hacer y desconfían de él.

Por el contrario el reverendo de la ciudad, si que está concienciado con lo que está pasando en su ciudad, y en el encuentro que tiene con el cocinero inglés anima a Jamie a seguir con su proyecto.

A parte de ese encuentro con el reverendo de Huntington, Jamie Oliver tiene otro encuentro con una familia con todos sus miembros obesos, tanto la mujer como su hijo y su hija, y al igual que su marido son obesos, y lo son, no por que su anatomía sea así, sino por alimentarse fatal, abusando de grasas saturadas y demasiado azúcar.

Pues bien, veréis como Jamie Oliver les prepara toda la comida que comen en una semana y se la junta toda en una mesa. Su menú se basa en perritos calientes, hamburguesas, pizza, bollería, sandwiches y todo acompañado por batidos y refrescos mega edulcorados. La mujer se viene abajo viendo que está matando a sus hijos y que se está matando a ella y su marido, lo triste es que ella es consciente pero no sabe que hacer para remediarlo. Jamie Oliver les ofrece una solución.

Otra cosa que hace Jamie es montar una especie de centro en la ciudad para enseñar a cocinar comida sana y con productos frescos a las gentes de Huntington, para ir enseñando esa cultura gastronómica.

Pero la verdadera lucha de Jamie Oliver está en el colegio donde le han dejado empezar esa revolución gastronómica. No solo tiene que enseñar y concienciar a los niños y niñas a comer mejor, a parte tiene que convencer al responsable del comedor del colegio y a las cocineras que están muy reticentes a lo que Jamie viene a proponer, y ponen muchas pegas a todo, demasiadas. También veréis esa “guerra” entre Jamie y las cocineras.

Mas o menos he querido resumir lo que ocurre en este primer capitulo, pero por mucho que yo os comente cosas, ni por asomo os voy a dar una verdadera idea de toda la problemática que se plantea.

Inauguro esta nueva sección en mi blog basada en el programa ‘ Revolución Gastronómica’ de mi tocayo Jamie Oliver que se emite tanto en Canal Cocina como en Canal Viajar. Este programa viene a contarnos un nuevo proyecto de este activista de la gastronomía, la nutrición y la comida SANA, que quiere enseñar a la sociedad americana a comer mejor y de una forma mas sana.

Jamie Oliver lleva años haciendo lo mismo en su país, Inglaterra, donde al igual que en EEUU hay una pobre cultura gastronómica y de comer sano, aunque bueno, yo diría que en EEUU esa cultura es nula, apenas existente. Este joven cocinero se ha convertido en una autoridad en su país y tiene un gran reconocimiento a nivel internacional, y no solo es alguien importante en el mundo de la cocina a nivel mundial, es como decía antes, un activista que quiere acabar con la masacre y la lacra de toda esta comida pre-cocinada, procesada, embolsada y llena de químicos.

Si no conocéis el activismo de Jamie Oliver, os recomiendo que echéis un vistazo a este video que pongo a continuación y del que ya hablé hace un par de años aquí en el post ‘Alimentando a EEUU‘.

Viendo este vídeo os vais a hacer una idea de lo que está ocurriendo no solo en EEUU sino en muchas partes del mundo, con la alimentación de adultos y de niños. Niños que en EEUU y otros países, pertenecen a una generación, que se sabe que va a vivir menos que sus padres, entre 30 y 40 años menos. Lo triste es que esto ocurre en países del primer mundo, con gran poder económico, no estamos hablando de países tercermundistas, no tiene nada que ver con la desnutrición, sino con la obesidad. Y todo esto ocurre por los miserables intereses económicos y prácticas mafiosas de las principales corporaciones de la alimentación que hay a lo largo y ancho del mundo. Han hecho un gran trabajo de lavado de cerebros para que la gente consuma la comida insana y  nociva para la salud y para que la gente sea una inculta gastronómica que no sabe lo que es algo tan básico como un tomate o una patata.

Pero ya que la nueva sección que inauguro en mi blog trata del programa ‘Revolución Gastronómica’ y que se centra exclusivamente en EEUU, hablemos un poco de lo que ocurre en ese país.

La primera causa de mortalidad en EEUU es la obesidad, por delante del cáncer, accidentes de tráfico u otras causas.

Y todo eso no solo ocurre porque vayan al McDonald’s o a otro tipo de restaurantes de comida rápida, también ocurre porque son de la cultura de llenar el carro de la compra de comida pre-cocinada, carnes procesadas, refrescos y leche de sabores hiper-mega-edulcoradas/os y demás baratija alimentaria.

Lo peligroso es que detrás de esto, en la oscuridad y bajo manga, están las corporaciones de la alimentación que están únicamente preocupadas por los billetes verdes $$$$, y les importa bien poco llevarse a gente por delante. A parte los jefazos de estas corporaciones, ocupan puestos importantes en las altas esferas gubernamentales de EEUU.

Si a todo esto le sumáis la sanidad privatizada y todo el negocio de seguros médicos que tienen montado alrededor de ella, da como resultado una esperanza de vida de 60 años, en una de las potencias mundiales. ¿Asqueroso verdad?. Yo si fuera estadounidense pediría otro menú, algo mas Oliveriano como los de Jamie.

Os recomiendo que sigáis esta sección porque voy a desgranar los capítulos que vaya viendo, es un programa que recomiendo porque vais a poder ver toda la problemática en torno a la alimentación que hay en EEUU, en sus colegios e institutos y en la sociedad estadounidense en general.

Unete a esta revolución, no te mates ni mates a tus hijos/as con comida basura.